Una carta abierta a Scott Pruitt, Jefe de la EPA

Estimado Sr. Pruitt,

Primero déjame presentarme. Mi nombre es Dr. E.A. Thackaberry, y soy su jefe. En realidad, soy el jefe de su jefe, ya que el Presidente de los Estados Unidos trabaja técnicamente para mí y para los demás ciudadanos estadounidenses. Le escribo esta carta porque parece que no ha comprendido algunos conceptos científicos básicos que son fundamentales para su nuevo trabajo como director de la Agencia de Protección del Medio Ambiente. Como tu jefe, quiero ayudarte, porque quiero que tengas éxito en tu nuevo rol.

Me gustaría comenzar recalcando que sé más sobre el calentamiento global y los efectos de la contaminación ambiental que tú. No digo esto para presumir, sino simplemente para afirmarlo como un hecho. Estoy seguro de que usted sabe más que yo acerca de muchas cosas, incluyendo la ley y cómo manejar un equipo de béisbol de ligas menores. No voy a discutir esto, siempre y cuando usted estipule que mi licenciatura en bioquímica, mi doctorado en toxicología ambiental y mi trabajo como toxicólogo certificado por la junta me otorgan la licencia para educarlo en algunos temas clave hoy en día. Estoy seguro de que estarán de acuerdo en que uno de los rasgos más importantes de los líderes exitosos es la capacidad de escuchar y confiar en las opiniones de otros expertos en asuntos ajenos a su experiencia. Estoy seguro de que lo hiciste en tu práctica legal.

La EPA se fundó en 1970, cuando usted tenía sólo 2 años de edad. El propósito de la EPA era proteger el medio ambiente, de ahí la palabra «protección» en el nombre. Tal vez no recuerde los días antes de la EPA, pero hubo algunos problemas ambientales graves causados por la contaminación en ese entonces, incluyendo la casi extinción del águila calva y otras aves debido a la falta de regulaciones de pesticidas, y un río que realmente se incendió. Como científico, puedo asegurarles que el agua no quema, sino que son las grandes cantidades de petróleo y otros hidrocarburos inflamables que se han acumulado en la superficie del río durante años de contaminación no regulada.

Recientemente, usted declaró en público que las emisiones de dióxido de carbono no eran una causa primaria del calentamiento global. Esto está mal. Es importante para tu éxito en tu rol actual entender estas cosas, porque tienes más de 7,000 científicos e ingenieros que trabajan para ti, y decir cosas como estas te hace ver, bueno…. desinformado es una forma educada de decirlo. Así que aquí hay algunos datos que le resultarán útiles.

Sabemos que el dióxido de carbono se libera cuando quemamos combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y la gasolina. Hemos estado quemando tanto de estos combustibles fósiles en los últimos dos siglos que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera han aumentado en un 40%, los océanos nos han ayudado a absorber parte de este dióxido de carbono (¡eso es bueno!), pero en el proceso acidificó el océano (¡eso es malo!). La tasa de aumento del dióxido de carbono atmosférico no tiene precedentes en los últimos 22.000 años, y los niveles absolutos son los más altos desde mucho antes de que los seres humanos hayan existido en la Tierra.

Dióxido de carbono = malo.

También sabemos que el dióxido de carbono es el mayor impulsor positivo de la fuerza radiativa (RF) en la atmósfera. RF es un término que necesitará conocer en su nuevo trabajo. Cuantifica el flujo de energía hacia la atmósfera, y esto es lo que causa el cambio climático. Cuando el RF es positivo, significa que el clima se está volviendo más cálido. Así que para recapitular, el dióxido de carbono viene de nosotros (quemando combustibles fósiles), entra a la atmósfera, y luego causa que las temperaturas globales suban, lo que algunas personas llaman calentamiento global.

También es importante recordar que estamos hablando del clima aquí, que se refiere a las temperaturas globales, no al clima, que se refiere a las temperaturas locales. Es por eso que puede que todavía haga frío algunos días en su ciudad natal de Danville, KY, a pesar del calentamiento global. No te preocupes, muchas personas confunden estas dos cosas.

Finalmente, antes de irme, me gustaría señalar que más de 3 millones de personas al año mueren prematuramente por la exposición a la contaminación del aire. Estos datos provienen de la Organización Mundial de la Salud, que, al igual que su EPA, está muy preocupada por la prevención de estas muertes. Les di las cifras globales porque la contaminación del aire -incluyendo cantidades masivas de dióxido de carbono de nuestro amigo- generalmente no se preocupa por las fronteras internacionales. Todos los países de esta tierra están juntos en esto, y si uno de los países más importantes decide valorar el dinero por encima de la vida humana, otros también pueden hacerlo. Esto podría llevar a muchas más muertes en el futuro, algo que estoy seguro que le gustaría evitar.

Usted es ahora el jefe de la Agencia de Protección Ambiental. Como su jefe, le pido que proteja el medio ambiente y que se tome el tiempo para aprender la ciencia que la gente dedicada de su organización ha producido. Se pueden decir locuras como «el dióxido de carbono no contribuye al calentamiento global», pero eso no las hace ciertas. Hace que la gente piense que eres estúpido. Sé que no eres estúpido, pero pareces estar muy mal informado y mal preparado para hacer tu trabajo. Ya no eres un político, eres un protector del medio ambiente. Es hora de crecer, usar tu cerebro y tomar tu trabajo lo suficientemente en serio como para aprender acerca de la ciencia.

Su legado está en juego aquí – usted puede caer como el jefe de la EPA que claramente no entendió la ciencia, dijo locuras, valoró el dinero por encima de las vidas humanas, y temporalmente hizo retroceder importantes políticas de protección ambiental, o como un hombre que estaba dispuesto a aprender la ciencia e hizo lo que era correcto para proteger a las generaciones futuras. Si no lo harás por tu legado, hazlo por tus dos hijos, McKenna y Cade, y sus futuros hijos. Estoy seguro de que les gustaría crecer en un país donde la Florida todavía está por encima del agua, hay glaciares en el Parque Nacional de los Glaciares, todavía existen águilas y los ríos no arden.

Compartir

Desempaquetando la Advertencia de Cambio Climático del IPCC

Portada del informe del IPCC.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó el 6 de octubre de 2018 un informe sorprendente que fue un toque de atención para el planeta. El informe del IPCC advierte que si las temperaturas globales aumentan entre 1,5 y 2 °C por encima de las temperaturas preindustriales, los impactos serán mucho más devastadores de lo que se había previsto. En diciembre de 2015, el Acuerdo de París encomendó a los líderes mundiales que mantuvieran el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2°C por encima de los niveles preindustriales. Desde antes de la revolución industrial, la temperatura global ya ha aumentado de 0,8°C a 1,2°C, dependiendo de la región.

Ya estamos a mitad de camino del punto de inflexión de 2°C.

Qué es el IPCC

El IPCC es un organismo internacional de base científica respaldado por las Naciones Unidas, creado para evaluar la ciencia del cambio climático, informar y asesorar a los gobiernos sobre cuestiones relacionadas con el cambio climático. Creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el grupo está integrado por científicos voluntarios de todo el mundo. 91 autores de más de 40 países trabajaron en el informe del IPCC, publicado en Incheon, Corea del Sur. Revisaron y citaron más de 6000 artículos de revistas revisadas por pares relacionados con el cambio climático. El informe revisa los impactos actuales del cambio climático con un aumento de 1°C con respecto a las temperaturas preindustriales y evalúa los impactos en caso de que la temperatura aumente hasta 1,5°C o 2°C con respecto a las temperaturas preindustriales. El mensaje para llevar a casa es que, aunque estamos viendo impactos significativos de un aumento de 1.5°C desde los tiempos preindustriales, es posible que tengamos tiempo para adaptarnos y ayudar a más personas, ecosistemas y organismos a sobrevivir. En el caso de una temperatura de 2°C desde la época preindustrial, los resultados parecen ser mucho más severos.

Este gráfico, que ilustra el calentamiento hasta ahora y las vías de calentamiento potencial, procede del informe del IPCC Impactos potenciales a 1,5°C de aumento con respecto a los promedios preindustriales

Los efectos del cambio climático son notoriamente difíciles de determinar porque dependen de muchos factores. Los riesgos dependen de la velocidad, el pico y la duración de los aumentos de temperatura. Los efectos también serán diferentes para cada región del planeta. Por ejemplo, el calentamiento será mucho más intenso en el Ártico que en otras zonas. Se prevé un aumento de las sequías en las zonas secas, como las sabanas y los pastizales, y se prevé que las zonas costeras sufran más inundaciones y pérdida de litoral. Con ese entendimiento, sabemos que habrá un aumento en la frecuencia e intensidad del clima extremo, incluyendo tornados, huracanes y sequías. Sabemos que habrá más precipitaciones en muchas zonas y déficit de precipitaciones en otras. Sabemos que habrá un aumento de las temperaturas, lo suficientemente altas como para matar a las personas que no pueden protegerse del calor. Esto afectará desproporcionadamente a los pobres de los países en desarrollo y a las personas que viven en latitudes medias. También esperamos más eventos fríos extremos, particularmente por la noche en las latitudes más altas. Sabemos que el nivel del mar subirá y seguirá subiendo hasta el siglo XXII. El aumento del nivel del mar está en relación con el derretimiento del hielo ártico y la inestabilidad del hielo marino. El aumento del nivel del mar afectará a millones de millas de tierras costeras bajas, así como a muchas islas pequeñas, algunas de las cuales estarán completamente sumergidas.

(TODOS LOS DERECHOS INTERNOS, EXTERNOS LIMITADOS) Mayo 2011. Las orillas inundadas del río Mississippi en St. Francisville, LA. Crédito de la foto: © David Y. Lee

La biodiversidad y los ecosistemas únicos también se verán afectados. Por ejemplo, se espera que los arbustos leñosos de los bosques boreales invadan el área de la tundra, desencadenando una cadena ecológica que provocará la degradación de los ecosistemas actuales, en detrimento de los organismos que viven allí. Muchos de nuestros alimentos, medicinas y otros productos provienen de animales y plantas de estos ecosistemas sensibles. Proporcionan una barrera contra la erosión, la desertificación y los desastres naturales. La pérdida de biodiversidad, así como los cambios en los ecosistemas en los que viven, pueden afectar la distribución de microbios patógenos y enfermedades. Los bosques son sumideros de dióxido de carbono, secuestrando (absorbiendo) el CO2 de la atmósfera, naturalmente. Muchos de estos ecosistemas únicos y gran parte de nuestra biodiversidad de vital importancia se perderán debido al cambio climático, sin embargo, estas pérdidas serán mucho menos severas a un aumento de la temperatura de 1,5°C que a 2°C de las temperaturas preindustriales. Un ejemplo de esto es la destrucción de los arrecifes de coral. Con un aumento de 1,5°C esperamos una pérdida del 70-90%, pero con un aumento de 2°C esperamos una pérdida del 99%.

Ilustración de los efectos en cascada del cambio climático, De http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/12/1/01030

Estos impactos se filtrarán para afectar nuestra salud y muchas de nuestras economías e industrias. En muchos casos, el calentamiento de las temperaturas hará que la flora y la fauna se desplacen hacia las latitudes más altas y frías. Un ejemplo preocupante de esto es la migración de mosquitos portadores de los patógenos responsables de la malaria y el dengue a hábitats más favorables. Esto cambiará la distribución de estas enfermedades, llevándolas a áreas que antes no las tenían o que no las tenían desde hace mucho tiempo. (La malaria, por ejemplo, solía ser común tan al norte como en Montana y Nueva York, y se propagó tan al oeste como en las Montañas Rocosas). Los impactos del cambio climático también afectarán nuestra seguridad hídrica y alimentaria (la disponibilidad de agua y alimentos), los cultivos y otras industrias alimentarias. Un modelo predijo que se espera que la industria pesquera marina experimente una disminución en la captura anual global de 1,5 millones de toneladas con un aumento de 1,5°C. Esa pérdida será de 3 millones de toneladas con un aumento de 2°C en 2006, la captura anual mundial fue de 92 millones de toneladas. Esta pérdida puede parecer pequeña, pero puede afectar el precio de los peces silvestres capturados en Estados Unidos.

Del Informe del IPCC.

Basta de pesimismo y pesimismo, sin embargo…..

¿Cómo arreglamos esto?

La temperatura media mundial ya ha aumentado en 1°C con respecto a las temperaturas preindustriales y se espera que aumente 0,2°C por década a partir de los gases de efecto invernadero que estamos emitiendo actualmente. Es de esperar que este aumento de 0,2°C por década continúe durante, potencialmente, los próximos milenios. ¿Significa esto que no hay mucho que podamos hacer al respecto, por lo que deberíamos simplemente superarlo? Absolutamente no. El informe del IPCC advierte que alcanzar y mantener en cero las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre (en particular de dióxido de carbono) a nivel mundial detendría el calentamiento global en «escalas de tiempo de varias décadas». El informe insta a los líderes mundiales a reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 45% para 2030 y en un 100% para 2050. Cumplir con esta meta de carbono requerirá cambios rápidos y amplios en muchas áreas, incluyendo energía y uso de la tierra, diseño de ambientes urbanos y construidos, infraestructura (incluyendo transporte), y el sector de manufactura industrial.

Adaptaciones recomendadas:

En Energía – menor consumo de energía, mayor eficiencia energética, electrificación más rápida de la energía, uso de fuentes de energía renovables.

En el uso de la tierra – intensificación sostenible de las prácticas de uso de la tierra, restauración de ecosistemas, cambios dietéticos hacia dietas menos intensivas en recursos (como el consumo de insectos). En lenguaje sencillo, necesitamos más áreas de árboles y menos tierras despejadas, menos cultivos intensivos en agua y menos acres de tierra utilizados para el pastoreo.

De https://www.thrillist.com/home/most-sustainable-buildings-around-the-world-best-green-architecture

En áreas urbanas e infraestructura – casas y edificios energéticamente eficientes (aquí hay ejemplos de arquitectura verde), más espacios verdes, mejores carreteras, más y mejor transporte público, carriles para bicicletas y vehículos eléctricos o híbridos. También tendremos que encontrar nuevas formas de adquirir agua, como mejores técnicas de desalinización y mejores tecnologías de tratamiento de residuos.

En el sector industrial – uso de biocombustibles sostenibles, electrificación, hidrógeno, sustitución de productos (utilizando productos más sostenibles en lugar de productos energéticamente ineficientes), hidrógeno y captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS).

Investigación y desarrollo – Para lograr esto, también será necesario financiar la investigación que conduzca a la eficiencia energética, la tecnología limpia y las ciencias ambientales y biológicas. Aunque existen algunas tecnologías que pueden eliminar el CO2 de la atmósfera, todavía son experimentales, sólo funcionan a pequeña escala y su uso es costoso. Para lograr los objetivos recomendados, sin duda tendremos que mejorar las tecnologías de eliminación de CO2.

Aunque estas tareas parecen desalentadoras, también representan oportunidades económicas: El desarrollo de nuevas tecnologías y la mejora de nuestra infraestructura y del entorno construido crearía millones de nuevos puestos de trabajo, empresas y, posiblemente, fortunas.

De https://www.bustle.com/articles/105138-11-hilarious-climate-change-memes-to-quiet-the-naysayers-who-keep-denying-its-real

¿Qué puede hacer USTED?

También es importante considerar que aunque muchas de las adaptaciones recomendadas deben ser promulgadas por grandes corporaciones y organismos gubernamentales, no sólo depende de ellos. La mayoría de nosotros no somos científicos del clima. No somos políticos y no somos grandes petroleros, carboneros o industriales. Podemos sentir que no tenemos interés en esta situación, pero lo tenemos. El informe del IPCC deja claro que todo lo que vive y respira en este planeta tiene un interés en lo que suceda después. Esta es una conversación que debemos tener en todas las salas de estar del país. Necesitamos gastar nuestro dinero sabiamente y votar con nuestros dólares (sé que es trillado, pero es verdad) y nuestros votos. Necesitamos tomar decisiones que apoyen la sostenibilidad y la conservación proactiva incluso en nuestros hogares. Necesitamos votar por líderes que luchen por la energía limpia, segura y renovable, la planificación urbana inteligente, las prácticas industriales sostenibles y la financiación de la investigación. En los Estados Unidos, en última instancia, podemos marcar la diferencia. Si nuestro sistema no es parte de la solución, podemos cambiarlo. La crisis climática no es una probabilidad remota. Comienza ahora y es hora de que recordemos quiénes somos. Exploramos el planeta y construimos las pirámides. Dividimos el átomo y logramos volar. Visitamos la luna y hemos cartografiado la galaxia. Seguramente con nuestra pasión e inteligencia colectiva encontraremos una manera de frenar el calentamiento de nuestro planeta.

Compartir

Una nueva imagen del cambio climático en los polos, 12 fotones a la vez.

He estado siguiendo la misión ICESat-2 de la NASA con gran interés. Por qué? Tal vez porque me gustan las palabras que empiezan con tres mayúsculas. Tal vez porque va a hacer las mejores y más precisas mediciones de cómo están cambiando las capas de hielo de la Tierra, que nadie ha hecho nunca. Tal vez por ninguna razón.

El ICESat-2 se lanzó desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg hace un par de semanas, en una órbita casi polar que volará casi, pero no del todo, sobre los polos norte y sur cada 90 minutos durante los próximos 3 a 7 años. Lleva un instrumento, que es un altímetro láser, un potente láser que envía pulsos de luz ultracortos y luego mide cuánto tiempo tardan en rebotar en la Tierra y regresar. Utilizando algunas ópticas alucinantes, el ICESat-2 podrá medir la altura de la superficie de la Tierra utilizando sólo 12 fotones de los billones que envía desde cada pulso. Esto suena a locura, pero como lo hace diez mil veces por segundo, será capaz de realizar mediciones muy precisas de la altura de la superficie. En un día despejado, las medidas de ICESat-2 serán precisas como el ancho de un pepino (que es un pepino de 40 metros de largo, porque necesita combinar muchas medidas para ser tan preciso. Si encuentras uno de ellos, envíanos una foto). El plan de la misión es que el ICESat-2 realice estas mediciones una y otra vez por los mismos caminos a través de las capas de hielo, de modo que cuando los glaciares se vuelvan más delgados o más gruesos, el ICESat-2 mida esos cambios.

El satélite ICESat-2 despega en un cohete Delta II el 15 de septiembre de 2018

Esta misión se produce diez años después del final del primer satélite altímetro láser que la NASA lanzó, ICESat. Esa misión fue tanto un terrible fracaso como un gran éxito: el instrumento funcionó mal desde el principio, quemando el primero de sus tres láseres redundantes en un par de meses. Pero una vez que el láser se quemó, la NASA cambió su estrategia para las mediciones y comenzó a conservar la vida útil limitada de los láseres restantes apagándolos diez meses al año. Gracias a este nuevo plan, el ICESat realizó mediciones durante casi seis años y generó un conjunto de mediciones del cambio de glaciares que nos dicen mucho de lo que conocemos de los glaciares antárticos y groenlandeses.

Pero cuando se apaga un satélite durante la mayor parte del año, se pierde mucho. Las pistas que el ICESat volaba eran pocas y muy distantes, separadas entre sí por 30-50 km en los polos, por lo que los investigadores que estudian los glaciares más pequeños a menudo se decepcionaban. Y las mediciones sólo se hacían dos veces al año, así que ver cómo el derretimiento durante el verano afectó a Groenlandia y a la Península Antártica fue difícil. Y el instrumento no era tan bueno como se suponía que era para hacer mediciones consistentes. La velocidad exacta a la que la meseta antártica estaba creciendo o disminuyendo debería haber sido fácil de medir con el ICESat, pero en cambio, esa pregunta ha estimulado a media docena de documentos, y no mucha claridad real. Los científicos están bastante seguros de que el centro de la Antártida (la parte realmente alta y plana que está lejos de la costa) no se está engrosando o adelgazando más de dos centímetros por año, pero para ser más precisos, se necesitará un nuevo satélite.

Si ICESat-2 funciona según lo previsto, debería mejorar las fallas de sus antepasados. El nuevo instrumento debe funcionar continuamente, midiendo el invierno, el verano y todo lo demás. Debería medir una pista cada 3-6 km cerca de los postes, y el nuevo diseño láser debería hacer mediciones más precisas que no se desvíen con el tiempo. Pero el instrumento se está despertando después de su lanzamiento, y hasta que los pulsos del láser empiecen a convertirse en archivos de datos en la web no sabremos con seguridad que va a funcionar como se anunció. Las próximas semanas deberían mostrar si la nueva gran misión de la NASA entregará un gigantesco bloque de datos a científicos hambrientos, o una bolsa de papel vacía.

Compartir

¿Desea hacer comentarios sobre la propuesta de reducción de las regulaciones de la EPA? Aquí está cómo!

Puede que hayan escuchado que la actual administración no es muy pro-científica. Ninguna agencia gubernamental se ve más afectada (al menos en la actualidad) que la Agencia de Protección Ambiental (EPA). El nuevo jefe de la EPA no parece entender la ciencia climática básica.

Eso apesta, pero las cosas podrían ser peores, ¿verdad? A la espera….. Como parte de la orden ejecutiva titulada crípticamente «Hacer cumplir la agenda de reforma regulatoria», la EPA está revisando sus regulaciones existentes. Al igual que la ley, la EPA está obligada a solicitar comentarios públicos sobre cualquier cambio potencial.

La buena noticia es que han hecho justamente eso – publicar una solicitud de comentarios sobre sus «evaluaciones de las regulaciones existentes». ¿Las malas noticias? Hay muchas malas noticias. No se menciona ninguna propuesta específica de reglamento o de roll-back reglamentario. En su lugar, esto es sólo una llamada para que se sugieran las regulaciones que hay que recortar. El aviso da algunas sugerencias útiles, y son profundamente preocupantes. En la solicitud de comentarios, la EPA declara que está enfocando las regulaciones que hacen lo siguiente:

i) Eliminar empleos o inhibir la creación de empleos;

(ii) son obsoletos, innecesarios o ineficaces;

(iii) imponer costos que excedan los beneficios;

iv) crear una incoherencia grave o interferir de otro modo con las iniciativas y políticas de reforma de la reglamentación;

(v) son inconsistentes con los requisitos de la sección 515 de la Treasury and General Government Appropriates Act, 2001 (44 U.S.C. 3516 note), o la guía emitida de conformidad con esa disposición en particular aquellas regulaciones que se basan en parte o en su totalidad en datos, información o métodos que no están disponibles públicamente o que no son suficientemente transparentes para cumplir con el estándar de reproducibilidad; o

(vi) derivar de o implementar Órdenes Ejecutivas u otras directivas Presidenciales que hayan sido posteriormente rescindidas o sustancialmente modificadas».

Yipes! En ninguna de las normas anteriores se menciona siquiera la necesidad de proteger el medio ambiente o la salud humana. Todo se trata de empleos y costos. Dicho de otro modo, esto significa que la EPA está planeando valorar el dinero por encima de la protección del medio ambiente y la salud humana. La relajación de los estándares de aire limpio podría llevar a mayores tasas de asma y muertes entre aquellos con función pulmonar reducida, sin mencionar la aceleración del calentamiento global. Las regulaciones de la ley de agua limpia también podrían verse afectadas de manera significativa. Está bien, el agua limpia está sobrevalorada.

Es importante entender que los cambios a literalmente décadas de regulaciones ambientales no se pueden lograr de la noche a la mañana. Cualquier cambio llevará tiempo. Sin embargo, volver a los tiempos de pre-reglamentación, cuando el aire en Los Ángeles era inseguro para respirar la mayoría de los días, o cuando uno de los grandes lagos estaba efectivamente muerto, es algo que a la mayoría de la gente le gustaría evitar.

Así que hágale saber a la EPA lo que piensa. Haga clic aquí para comentar. Dígales que no deroguen la ley de agua limpia ni reduzcan los estándares de emisiones. Dígales que valoren la salud humana por encima del dinero. Diles lo que quieras – ¡simplemente deja que tu voz sea escuchada!

Compartir

Por qué un no científico que dirige los programas de investigación del USDA debería preocuparle

Usted puede haber visto las noticias en línea – Donald Trump planea nombrar a Sam Clovis como Subsecretario de Investigación, Educación y Economía (REE) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Desde 2008, esta posición ha sido sinónimo del título de «Chief Scientist» del USDA. Sam Clovis no es un científico, y no, no tiene sentido nombrar a un no científico como científico jefe de una importante organización gubernamental de investigación. Pero antes de que entremos en pánico, echemos un vistazo a lo que realmente hace el RRE, quién ha liderado este grupo en el pasado, y cómo las habilidades del Sr. Clovis podrían encajar en la misión de la agencia.

¿Qué hace el USDA RRE?

Sam Clovis es «Baaaaaaaaad»

El USDA REE financia (directa o indirectamente) gran parte de la investigación agrícola que se lleva a cabo en este país, incluyendo tecnologías para mejorar el rendimiento de los cultivos, aumentar la sostenibilidad, garantizar la seguridad de los alimentos, limitar la contaminación del agua por la agricultura y prevenir o adaptarse al cambio climático. Esta misión es atendida principalmente por 4 agencias:

  • – Los Institutos Nacionales de Alimentación y Agricultura (NIFA) – NIFA financia subvenciones a laboratorios académicos de todo el país para promover los objetivos mencionados anteriormente. En particular, una parte importante de su presupuesto financia la investigación sobre los efectos del cambio climático, incluidos los cultivos de desarrollo que pueden adaptarse a un clima cambiante, la gestión del agua, la gestión de plagas en los cultivos y el desarrollo de futuros líderes agrícolas. ¿Has oído hablar del 4-H? Es un programa popular para niños de zonas rurales o semirurales que les enseña sobre la agricultura, pero también les enseña habilidades para la vida que son ampliamente aplicables, como la responsabilidad y la administración. Gran parte de los fondos para el 4-H provienen del NIFA.
  • – El Servicio de Investigación Agrícola (ARS) – Esta es la organización de investigación interna del USDA, que consta de más de 8000 empleados y más de 80 localidades en todo el país. Se centran en la nutrición, la inocuidad de los alimentos, la salud de los cultivos y los animales, la prevención de plagas y enfermedades y las prácticas agrícolas sostenibles. ¿Recuerda la gripe aviar y la gripe porcina? Dado que estas enfermedades provienen del ganado, el USDA está en la primera línea de investigación y prevención de estos virus, los cuales representan una amenaza letal para la salud humana.
  • -El Servicio de Investigación Económica (ERS) – Este grupo estudia la economía de la agricultura mundial (incluyendo la producción nacional, los mercados internacionales y el comercio) y asesora sobre políticas. Básicamente, ayudan a nuestros agricultores a vender sus alimentos.
  • – El Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas (NASS) – Como su nombre lo indica, este es el grupo que rastrea las estadísticas sobre agricultura en este país. ¿Quieres saber qué cantidad de cualquier cosecha se produjo el año pasado y cuánto dinero pagaron los distribuidores por ella? NASS le puede decir – en serio, compruébelo, es todo buscable en su sitio. ¿Quizás puedas usar tus nuevos conocimientos para ganar una o dos apuestas de bar?

¿Qué cualificaciones han tenido los anteriores subsecretarios?

  • – La Dra. Ann M. Bartuska (actual subsecretaria interina) tiene un doctorado en ecología. El Dr. Bartuska también representa al USDA en el Comité de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Sustentabilidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, es ex Presidente de la Sociedad Ecológica de los Estados Unidos y copresidente de la Mesa Redonda de Ciencia y Tecnología para la Sustentabilidad de las Academias Nacionales. Antes de convertirse en Subsecretaria interina, fue Subjefa Adjunta de Investigación y Desarrollo del USDA, Subsecretaria interina del USDA para Recursos Naturales y Medio Ambiente, y fue Directora Ejecutiva de la Iniciativa de Especies Invasoras de Nature Conservancy. Es seguro decir que está altamente cualificada.
  • – La Dra. Catherine Woteki (2010-2017) tiene un doctorado en nutrición. Antes de unirse al USDA, fue Subdirectora Asociada de Ciencia en la Oficina de Políticas de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, trabajó para el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el Servicio de Información sobre Nutrición Humana, fue Decana de Agricultura y Profesora de Nutrición en la Universidad Estatal de Iowa, y fue Directora del Consejo de Alimentación y Nutrición del Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias. Sí, también muy cualificado.
  • – La Dra. Molly Jahn (subsecretaria en funciones 2009-2010) tiene un doctorado en fitomejoramiento. Actualmente es profesora en la Universidad de Wisconsin-Madison, con nombramientos en el Departamento de Agronomía, el Laboratorio de Genética y el Centro para la Sostenibilidad y el Medio Ambiente Mundial. En el pasado, fue decano del Colegio de Ciencias Agrícolas y de la Vida de la Universidad de Wisconsin y director de la Estación Experimental Agrícola de Wisconsin. Sus programas de investigación en la Universidad de Wisconsin y la Universidad de Cornell han producido variedades vegetales cultivadas comercialmente y para la subsistencia en seis continentes. En 2012, fue reconocida con el premio más alto otorgado por la U.S.D.A., el Premio de Honor del Secretario. Súper cualificado.
  • – El Dr. Rajiv Shah (2009), fue doctor en medicina con una maestría en economía de la salud. Entiendes, todos ellos eran personas altamente cualificadas.
  • – El Dr. Gale Buchanan (2006-2009) obtuvo un doctorado en piología vegetal.
  • – El Dr. Joseph Jen (2001-2006) obtuvo un doctorado en bioquímica
  • .

¿Qué cualificaciones tiene Sam Clovis?

Sam Clovis, no un científico.

Sam Clovis se graduó de la Academia de la Fuerza Aérea y pasó 25 años en la Fuerza Aérea, alcanzando finalmente el rango de Coronel. Luego volvió a la escuela y obtuvo su doctorado en administración pública. Por lo que sabemos, Clovis nunca ha tomado un curso de ciencias a nivel de postgrado. Enseñó economía en Morningside College, una pequeña escuela de artes liberales en Iowa. A partir de ahí, Clovis se metió en la política – presentando un programa de radio conservador llamado «Impacto con Sam Clovis» en Sioux City, IA, y postulándose sin éxito para el senado del estado de Iowa y el tesorero del estado.

Clovis se unió a la campaña del gobernador de Texas, Rick Perry, y finalmente saltó a la campaña de Donald Trump. Desde que Trump asumió el cargo, ha sido los «ojos y oídos» del Presidente en el USDA – una posición para la que está calificado, ya que las dosis parecen tener tanto ojos como oídos. Sus calificaciones parecen terminar allí – no hay evidencia de que tenga el conocimiento científico o la experiencia para entender la biotecnología agrícola moderna, la epidemiología de enfermedades y plagas, la ecología o la evaluación de riesgos.

Clovis ha hecho declaraciones que niegan la validez del cambio climático. Esto es profundamente preocupante, ya que gran parte de la misión del USDA actual es llevar a cabo y financiar la investigación para desarrollar tecnologías agrícolas y energéticas más sostenibles, y adaptar nuestro sistema agrícola y el sistema forestal nacional a los efectos del cambio climático. Básicamente, el USDA es responsable de asegurar que tengamos suficiente comida a medida que el clima cambia, y Clovis no cree que eso sea importante. Ahora es el momento de entrar en pánico. En resumen, Clovis sería la persona menos calificada para ocupar este cargo, y su incapacidad para comprender conceptos científicos avanzados podría ser un duro golpe para los programas de investigación agrícola de nuestro país.

Los requisitos para el puesto de «científico jefe» del USDA se establecieron específicamente en un proyecto de ley de 2008. El cargo «será designado por el Presidente, por y con el asesoramiento y consentimiento del Senado, de entre científicos distinguidos con formación especializada o experiencia significativa en investigación agrícola, educación y economía». Sam Clovis no cumple con estos requisitos básicos de ninguna manera. Aunque ha enseñado economía en Morningside College, no hay pruebas de que entienda específicamente la economía agrícola. Su tesis doctoral fue sobre la preparación de la seguridad nacional. Este nombramiento sería una bofetada a las políticas públicas impulsadas por la ciencia en el país. Lamentablemente, no sería el primer insulto de este tipo perpetrado por esta administración. Todavía tiene que ser confirmado por el Senado, y con suerte prevalecerán las cabezas más frías. ¿Quieres ayudar? Puede encontrar la información de contacto de su senador aquí.

Compartir

A veces las cosas obvias necesitan ser probadas también.

Los glaciares en casi todas partes del mundo son cada vez más pequeños, a menudo a un ritmo vertiginoso. Eso parece una señal bastante clara de que el mundo se está calentando, ¿verdad? Es lo suficientemente bueno para la mayoría de la gente, pero por fin, hay papel para decirte exactamente lo que significabueno ysuficiente.

Retrocedamos un minuto. Un glaciar es un gran pedazo de hielo que fluye lentamente cuesta abajo. Si recoge más nieve en invierno de la que pierde al derretirse en verano, se vuelve más espesa y, con el tiempo, más larga, y si ocurre lo contrario, se adelgaza y se encoge. Debido a que los glaciares tardan años en crecer o encogerse, sus cambios no nos dicen tanto sobre el clima este año o el año pasado, como sobre cómo ha cambiado el clima en las últimas décadas. Además, los glaciares son grandes y fáciles de medir, así que incluso en lugares donde no tenemos grandes registros a largo plazo sobre el clima, a menudo sabemos cómo han cambiado los glaciares durante siglos.

Teniendo esto en cuenta, si vemos un glaciar cada vez más pequeño, podemos decir que el clima a su alrededor se está calentando, y si los glaciares de todo el mundo se están adelgazando, sabemos que el clima global se está calentando, ¿verdad? Sí, más o menos, pero en el mundo anticientífico de hoy en día, se pueden encontrar argumentos de que este no es el caso. Tal vez todos estos glaciares se están reduciendo debido al fin de la Pequeña Edad de Hielo, un período frío que terminó en el siglo XIX. Y cualquier glaciar podría estar adelgazando en respuesta a unos pocos años calurosos recientes.

¡Ayúdame! ¡Me estoy derritiendo!

Entran Gerard Roe, Marcia Baker y Florian Herla. En su artículo de principios de año, examinaron las nevadas, el derretimiento y las mediciones de la longitud de los glaciares de un conjunto de 37 glaciares diseminados por todo el mundo. Utilizaron un modelo matemático sencillo para calcular la sensibilidad de la longitud de cada glaciar a las fluctuaciones a corto y largo plazo de la temperatura y la nevada. Su modelo mostró que los cambios en el clima, como un par de años extra nevados o extra cálidos, no conducen a cambios notables en la longitud de los glaciares, pero incluso pequeños cambios en la temperatura o nevadas pueden hacer que los glaciares crezcan o se reduzcan si persisten durante décadas. Sus modelos, presentados con registros climáticos aleatorios que tenían las mismas fluctuaciones año a año que el registro real, pero sin tendencia a largo plazo, cambiaron en menos de un kilómetro. Presentados con registros climáticos que incluían la tendencia al calentamiento del mundo real, los modelos hicieron lo que hicieron los glaciares reales y retrocedieron rápidamente. Comparando el tamaño de las fluctuaciones sin calentamiento climático con el tamaño de los retrocesos de los glaciares, los autores pudieron determinar la posibilidad de que los retrocesos de los glaciares fueran causados por variaciones climáticas aleatorias. Y el resultado fue bastante convincente. Había una pequeña probabilidad, 11%, de que el cambio en uno de los 37 glaciares se debiera a fluctuaciones climáticas aleatorias. Para la mayoría de los demás, esa posibilidad era inferior al 1%.

Es un hallazgo bastante fuerte e inequívoco, y el documento termina ahí. Como decía James Brown: «Mátalos y vete». Los glaciares de todo el mundo son cada vez más pequeños, y los que tienen buenos registros climáticos no lo hacen por accidente. Pero lo que quería decir con este artículo es que cualquier idea que parezca obvia puede ser comprobada por una ciencia cuidadosa, y que para todos los científicos que van a lugares hermosos que hacen observaciones, hay unos cuantos sentados en sus oficinas comprobando si las observaciones significan lo que creemos que significan. En este caso lo hicieron, pero si no lo hacían, Gerard y compañía habrían publicado felizmente un artículo diferente diciéndonos que estábamos echando humo.

Compartir