Dr. Amys College of Raw, Orgasmic, Totally Crunchy Homebirth (CROTCH)

185SHARESShareTweet

Tengo algo que anunciar:

He decidido empezar mi propia escuela para parteras de parto en casa. Me preocupa que el nacimiento se haya desviado mucho de lo que la naturaleza pretendía y parte de la razón es que las parteras no están bien entrenadas. Dr. Amys College of Raw, Orgasmic, Totally Crunchy Homebirth (CROTCH) entrenará a una nueva generación de parteras de parto en casa con mayor respeto por el proceso animal del nacimiento de lo que incluso Carla Hartley y sus semejantes podrían imaginar.

El lema de Dr. Amys CROTCH no es nada tan harinoso como «confiar en el nacimiento». Nuestro lema es «Adora el nacimiento… o tu beb√© tendr√° autismo» y lo hacemos imitando fielmente a los otros miembros del reino animal.

En primer lugar, el t√©rmino «parto en el hogar» s√≥lo representa el hecho de que tiene lugar fuera del hospital. Obviamente no tiene lugar en casa. Nuestras hermanas animales dan a luz en madrigueras y bajo un follaje denso; por lo tanto, el nacimiento de un CROTCH tiene lugar en una madriguera excavada en la tierra por la madre en los d√≠as previos al nacimiento.

Adem√°s:

En CROTCH, ense√Īamos a nuestras parteras que el nacimiento no es simplemente org√°smico; es multiorg√°smico. El estudio del orgasmo femenino demuestra que normalmente va acompa√Īado de contracciones uterinas. Por lo tanto, s√≥lo es l√≥gico que el nacimiento como la naturaleza pretende implica un orgasmo con cada contracci√≥n. Sentimos l√°stima por aquellas mujeres que simplemente tienen un orgasmo en el momento del nacimiento. Si realmente hubieran adorado el nacimiento, habr√≠an tenido cientos de orgasmos.

Obviamente, la ropa no es natural. Además de prohibir el uso de sombreros o ropa de cualquier tipo en los bebés, en CROTCH insistimos a las parteras en la necesidad de que ELLOS estén desnudos al nacer. La ropa interfiere con el aura de curación de la partera.

La privacidad, por supuesto, es crítica. Por eso la madre debe estar desatendida en su madriguera. La comadrona desnuda y la pareja desnuda de la madre siempre deben permanecer a sotavento de la madre que da a luz para evitar que su trabajo de parto se estanque por interferencia con los olores del parto. No pueden acercarse más de 100 yardas, sin importar cuánto grite y pida la madre.

Si la partera no puede acercarse a la madre, ¬Ņc√≥mo puede controlar el parto? No puede, y no deber√≠a. El monitoreo y los ex√°menes vaginales son malos. Se basan en el modelo m√©dico hegem√≥nico y patriarcal de nacimiento que supone que todas las madres y los beb√©s tienen derecho a la vida. Cualquier partera de parto en el hogar con una formaci√≥n m√≠nima sabe que algunos beb√©s no est√°n hechos para vivir y que las madres tambi√©n mueren en el hospital.

La atenci√≥n prenatal es totalmente innecesaria. ¬ŅLos animales reciben atenci√≥n prenatal? No, no lo hacen, y si la atenci√≥n prenatal fuera necesaria, no estar√≠an aqu√≠ ahora.

Los momentos despu√©s del nacimiento son cr√≠ticos para que la madre y el beb√© se impriman mutuamente. Por eso en CROTCH ense√Īamos a las parteras que las madres deben lamer a sus beb√©s limpios, y las parteras deben lamer el perineo de la madre limpio (a menos que, por supuesto, ella sea contorsionista y pueda lamerse su propio perineo).

El cordón no debe ser cortado. La placenta debe permanecer adherida hasta que el cordón umbilical comience a arrugarse. Entonces la madre debe comerse toda la placenta y el cordón como el Khaleesi en Juego de Tronos se comió el corazón del caballo. En CROTCH reconocemos que deshidratar y encapsular la placenta destruye las mismas hormonas que previenen la depresión posparto. Todos esos especialistas en encapsulación de placenta están patologizando la placenta y robando el dinero de madres inocentes por hacerlo.

Inmediatamente despu√©s del nacimiento, la madre debe colocar al beb√© en su pecho… y dejarlo all√≠ durante los siguientes 7 a√Īos.

En CROTCH, reconocemos que la clave para un nacimiento espiritual fortalecedor es la Santísima Trinidad. No, no el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, tonto; la Madre, el Bebé y la Comadrona, o como preferimos llamarla: la tríada de la madre-comadrona. El cuerpo de la madre nutre al bebé; el bebé sabe cómo nacer; y la partera sabe cómo mantener el espacio en la cuenta bancaria de la madre, que antes estaba en manos de varios miles de dólares.

Así que busque el CROTCH de la Dra. Amy, viniendo a un sitio web cerca de usted, y prepárese para un nacimiento que le dé poder (crudo, orgásmico y totalmente crujiente) tal como la naturaleza lo quiso!

You May Also Like

Leave a Reply